Ayudas del gobierno para aliviar la crisis económica por COVID

El shock económico que vive la economía en estos meses no tiene precedentes, ni en su magnitud, ni en su origen. El combate contra el COVID-19 requiere de medidas agresivas de distanciamiento social que necesariamente reducirán temporalmente la capacidad productiva de nuestra economía.

A diferencia de las crisis financieras cuyo origen son decisiones de negocios y/o políticas económicas que impiden el normal funcionamiento de la economía por un corte de los flujos de capital, la crisis actual tiene su origen en una crisis sanitaria que rompe las cadenas de producción, distribución y consumo en un mundo que organiza su economía mayoritariamente a través de cadenas globales de valor. Entender esta diferencia es crucial para el diseño de un plan económico de rescate adecuado a la envergadura del momento.

¿Cuáles son las alternativas y ayudas del gobierno para aliviar la crisis económica por la pandemia?

Hay varias medidas que el gobierno ofrece, pero todas en general ofrecen liquidez a las empresas mediante créditos.

  1. Garantizar el salario de todos los/las trabajadores/as. (Paycheck Protection Program)
  2. Asistencia alimentaria
  3. Los pagos de préstamos federales para estudiantes se suspenden desde el 13 de marzo de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2020. Sus pagos se detendrán automáticamente durante este periodo.
  4. Beneficios de desempleo y el coronavirus (COVID-19):
    1. Los empleados por cuenta propia y trabajadores de empleos temporales reciban beneficios de desempleo.
    2. Todos los trabajadores desempleados reciban un ingreso adicional de $600 por semana hasta por seis meses.
    3. Trabajadores desempleados reciban 13 semanas adicionales de beneficios por desempleo independientemente del número de semanas que brinda actualmente un estado
  5. Asistencia hipotecaria temporal por pandemia del coronavirus –  En respuesta a la epidemia de la COVID-19, según la Ley CARES, los propietarios de viviendas unifamiliares con hipotecas respaldadas por el gobierno federal reciben dos tipos de ayuda financiera.
    • Prórroga para desalojo y ejecución hipotecaria – La prórroga de desalojo y ejecución hipotecaria que entró en vigencia el 18 de marzo de 2020 se extendió hasta el 31 de agosto de 2020. Durante ese tiempo, a los propietarios:
      • No podrán desalojarlos de sus casas.
      • No se les cobrarán multas por pagos atrasados.
  1. Indulgencia hipotecaria – Las personas con préstamos hipotecarios respaldados por el Gobierno federal pueden obtener seis meses de asistencia hipotecaria. Si tiene problemas para realizar sus pagos debido a la COVID-19, el administrador de su préstamo hipotecario debe:
    • Posponer o reducir sus pagos durante seis meses. Contacte al administrador para hacer los arreglos necesarios.
    • Darle otros seis meses de alivio hipotecario si usted se lo solicita.
    • Ofrecerle diferentes opciones para pagar su deuda por pagos atrasados o reducidos. Su administrador hipotecario discutirá estas opciones con usted al terminar el periodo de indulgencia o tolerancia.
    • Protección de informes de crédito

Su informe de crédito no se verá afectado si su prestamista acepta suspender o reducir sus pagos debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19). Los prestamistas deben informar a las agencias de crédito que los consumidores están al día con sus préstamos.

Arreglos de Pago

  • Plan de Pagos Atrasados – Si atravesó una dificultad financiera por un tiempo pero su situación ya mejoró, una buena opción podría ser un plan de repago. Con un plan de repago puede hacer pagos regulares programados, además de una porción de los pagos vencidos, para poner su préstamo al días.
  • Indulgencia por Incumplimiento – Esta opción suspende o reduce temporalmente el pago regular de su hipoteca para que tenga tiempo de recuperarse de un problema financiero temporario. Una vez que mejore su situación financiera, pueden analizar alternativas para poner su préstamo al día. Casi siempre, esta opción se utiliza durante una dificultad temporal, como por ejemplo el desempleo. Aunque puede afectar su crédito, esta opción puede tener un impacto menor que una serie de pagos fuera de término.
  • Modificación de Préstamo – Una modificación del préstamo es un cambio a los términos de su hipoteca para evitar la morosidad y una ejecución hipotecaria. Si es elegible, una modificación puede incluir reducir su tasa de interés, extendiendo el término
  • Los propietarios afectados por esta emergencia nacional son elegibles para un plan de indulgencia para reducir o suspender sus pagos de hipoteca por hasta 12 meses.

0 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Telephone: (787) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.

Login

Register

terms & conditions