¿Cómo renegociar tu alquiler?

Si tu alquiler te parece demasiado alto y ya no te alcanza el dinero para pagarlo, es hora de que renegocies el precio.

¿Cuáles son las claves para conseguir una rebaja en el alquiler de nuestra vivienda?

  1. Conocer el contrato de alquiler – Es preciso conocer bien el contrato que se ha firmado y los derechos y obligaciones que se tienen.
  2. También es muy importante conocer el precio medio del alquiler de la zona donde está situada la vivienda y compararlo con la renta que se está pagando.
  3. Hacerse valer como inquilino – Hay que recordarle a la persona que te renta que siempre se ha pagado la mensualidad a tiempo, que tu proteges el apto/casa y que tener un buen inquilino es muy importante.
  4. Conocer la demanda de la zona – Hay zonas donde las propiedades se rentan muy rápido, mientras en otras áreas cuesta más tiempo. Si hay poca demanda en la zona que quieres rentar, ese puede ser tu argumento a favor para una rebaja. Es preferible bajar el costo de la renta que tener el apto vacío.
  5. Compara – Investiga el precio de otras propiedades con las mismas características en la zona y compara precios.  Si es más bajo, le puedes pedir al arrendador esa rebaja.
  6. Hay que ser flexible – Si no te pueden hacer una rebaja en la renta mensual, entonces se le pueden proponer otras opciones:  que pague algunas de las utilidades o que ofrezca nuevos electrodomésticos más eficientes.

En el caso que tengamos que cambiar de casa y no tenemos dinero suficiente, ¿Cómo podemos negociar un contrato de arrendamiento sin tanto dinero de depósito?

  • Es común que te pidan un mes de depósito y algunos gastos extras. Un depósito de alquiler es una suma de dinero que usted debe entregarle al dueño al momento de mudarse a la propiedad.  Es una manera para que el dueño de la propiedad tenga un seguro en caso de algún daño o el no pago de la renta.
  • Existen dos tipos de arrendadores: los dueños (arrendadores privados) que alquilan directamente su propiedad, y las agencias de administración (compañías) que arrendan las propiedades en alquiler.
    • Con un Arrendador Privado; los costos: pueden reducirse debido a que es más fácil negociar precios con una persona particular que con una compañía.
    • Lee bien el contrato antes de firmar. El arrendador no lo puede discriminar y exigirle un depósito que supere el límite establecido por las leyes estatales.

Si no tienes buen crédito, ¿qué haces?

¡Si no tienes crédito!  Muchas agencias administrativas te pueden dejar rentar sin tener una experiencia de crédito; sin embargo, debes validar tus ingresos.

  • Puedes buscar un “Co-Signer”.  (Una persona que tenga experiencia que pueda asumir esa responsabilidad contigo).
  • Si tienes una Cuenta Bancaria, puedes validar tus ahorros y pagos, y eso te sirve como experiencia previa.
  • Puedes negociar pagar un depósito mucho más grande como garantía o pagar la renta por unos meses por adelantado.

Antes de comenzar con todo, debes conocer con exactitud cuánto es tu presupuesto; pues, podrás determinar cuáles son algunas de las zonas que se ajustan a él y poder negociar todos los puntos anteriores. Entre más tiempo te quedes rentando, más podrás negociar con el arrendador.

 

0 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Telephone: (787) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.

Login

Register

terms & conditions