La importancia de ser financieramente independiente – CNN

Una mujer rica/independiente es una mujer que es aquella mujer arquitecta de su propio destino y dueña de su libertad financiera. La independencia financiera nos da libertad, y esa autonomía es la que permite que nadie pueda comprar nuestro carácter, dignidad e integridad. No le podemos tener miedo a progresar económicamente.

Ser independiente es tener una caja de herramientas para construir una vida con sentido y poder gozarla. Es tomar control de tus finanzas, que nadie más maneje tu dinero.

– Trabaja sobre tu autoestima e imagen. Pide ayuda si la necesitas. Nadie es experto en todo. Si necesitas ayuda o un consejo en finanzas, pídelo. Setenta y cinco (75%) de las preocupaciones de la gente, nunca suceden. La realidad nunca va a la par que la imaginación.

a. Haz a un lado las excusas y deja de creer que los demás pueden decidir nuestra prosperidad. Atrévete a tomar riesgos para soltar esta actitud temerosa con respecto al dinero. Quien no se arriesga…no gana.
b. ¿Cómo comienzo? Ejemplo: Comienzo con mi autoestima. Tener una autoestima saludable hacer que nos enfrentaremos a la vida con mayor alegría y confianza y eso hará que logremos más metas y se nos abran más puertas y por lo tanto, nos sentiremos más realizados.
c. Buscar los talentos que tenemos para ofrecer. Haz una lista de tus talentos. Piensa que estás en un salón de clases y no puedes levantar la mano para preguntarle a la maestra. Tienes que hacerlo tu misma y conseguir una respuesta. Simplicidad…. La clave.

Mientras más independiente sea una persona, ¡más feliz se siente! Cuando podemos hacernos cargo de nuestras propias vidas nos sentimos más cómodos.

1. Creer en tí – Si no crees en ti, ¿entonces quién lo hará?
a. Crea su propia riqueza – utilizando sus dones o buscando oportunidades. Planificar es muy diferente que preocuparse por planificar. La planeación tiene un principio y un fin. Enfrenta un día a la vez. Simplemente analizas, decides y en el momento indicado, actúas. Empieza una carrera. Experimenta con diferentes carreras y encuentra la que más te guste.
b. Encuentra tu pasión. Encuentra algo a lo que te dediques, ya sea un deporte, una novia(o), música, una banda, una forma de arte o danza, una religión… ¡algo que hagas constantemente que te tome tiempo!

2. Ser emocionalmente independiente – Si dependes de ti mismo para apoyarte, jamás te sentirás decepcionado. Deja de preocuparte por lo que piensan los demás. Siempre y cuando te guste, ¡nada más importa!. ¡Son tus ecisiones y no las de los demás!
3. Mantén tus amistades sólidas. Busca mentores, tu independencia se reforzará con buenos amigos y mentores. Expande tu círculo de influencias. Busca mentores, amigos, conocidos que te ayudan a aumentar tu red de apoyo y debes ser agradecida y compartir esa riqueza con otros.
4. Aprende a salir de tu zona de confort. Necesitan ser flexibles y estar dispuestos a tolerar la incomodidad y el estrés que cualquier situación nueva y desconocida puede generarnos.
5. Cambia tu personalidad en cuanto al dinero. Por ejemplo: sino lees los periódicos, comienza con ese simple paso… y lee por unos 15 minutos la columna de finanzas todos los días.
d. Reconoce cuál es tu personalidad financiera:
• Impulsiva – incapaz de ahorrar
• Demasiado Buena – despreocupada por tu dinero
• Sabelotodo – exagera tanto en el análisis y eso es igual a parálisis
• Miedosa – tiene el dinero en una misma cuenta por siempre

Compra con sabiduría – Nos encanta ir de compras, pero no compres solo por el placer de hacerlo.
e. Debes ahorrar, gastar menos, controlar las compras por impulso.
Ejemplo: Cada vez que desees comprar algo, haz el reto de 30 días. Si en 30 días todavía lo necesitas, entonces lo compras. En la mayoría de las ocasiones, ni te acuerdas del artículo. Ese dinero que ibas a usar, lo depositas en una cuenta de ahorro. Tu compra impulsiva debe ser tu cuenta de ahorro.
¿Cómo cambiar el patrón de las malas compras?
• Conciencia: No puedes cambiar algo que no sabes que tienes.
• Comprensión: Reconoce cuál es tu personalidad financiera.
• Sepárate de esa personalidad y comienza hacer un hábito por 30 días sin fallar.

6. Crea tu equipo de abundancia y prosperidad. Tu familia …. etc. debe aportar a ese equipo. Deshazte de las malas influencias en tu vida. Aprende a mantener una distancia sana. “Limpia tu jardín”; algunas personas te hacen brillar, mientras que otras detendrán tu crecimiento y atraerán toda tu energía.
7. Crea un plan, planifica y ahorra dinero. Ahorra tanto dinero como sea razonablemente posible. Es posible que pienses que no tienes la capacidad para ahorrar dinero, pero incluso hacer cosas pequeñas, como hacer tu propio café en lugar de ir a Starbucks una vez al día, puede ahorrarte más de 30 dólares a la semana, ¡lo que es más de 1,500 dólares al año!
8. Abre una cuenta bancaria. La mayoría de bancos ofrecen una cuenta corriente y una cuenta de ahorros juntas en un paquete cómodo.
9. Evita las tendencias. Solo porque alguien quiere pagar 60 dólares por una camisa no significa que tengas que hacerlo. Vístete como quieras vestirte y di lo que quieras decir.
10. Aprende a hacer un balance de tu presupuesto. El que no sabe cuánto gasta, no tiene idea de cuánto puede ahorrar.
a. Tal vez tus padres, tu cónyuge o tu pareja han estado haciendo el balance de tu presupuesto por ti o quizás simplemente no le has dado mucha importancia y has estado gastando imprudentemente. Lo que sea que esté pasando, debes entender cuánto dinero debes gastar cada mes o cada semana y hacer una lista de todas las cosas en las que has estado gastando para tener una mejor idea de dónde puedes recortar costos.
11. Agradece a las personas por ayudarte. No tienes que ser obstinado para ser independiente.

Bárbara Serrano
Autora Rica…Libertad Financiera para la Mujer
Senior Financial Advisor

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Telephone: (776) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.