Trampas de las tarjetas de crédito

Poseer una tarjeta de crédito puede ser un arma de doble filo si no se conoce el uso adecuado de este instrumento. El límite de crédito otorgado por el banco es visto como una extensión del efectivo que se tiene, y no necesariamente es así. Debemos tener muy claro que una tarjeta de crédito NO significa un aumento de sueldo: debes gastar (con o sin tarjeta) exclusivamente aquello que puedas pagar MES CON MES.
Trampas:

1. No existen las cuotas sin interés. Mejor dicho, sin costo. El cargo que tienen las tarjetas de crédito se divide en:
a. tasa de interés,
b. cargos por el mantenimiento del servicio
c. y seguros que se aplican sobre el servicio.
Por eso, cuando te dicen que son cuotas sin interés, muchas veces hay una aclaración pequeña que menciona el costo financiero total. Eso quiere decir que, aunque no te cobren una tasa de interés, vas a pagar un cargo por el uso de la tarjeta.

2. Compras sin intereses por el 1er año. Comprar en cuotas «sin interés» es una muy buena alternativa para financiar tus compras, particularmente aquellos montos mayores.
a. Para que sea de su beneficio es importante:
i. No hacer compras en cuotas sin interés simultáneas – si no puedes pagar ambas tarjetas, tarde o temprano termines hacienda el “pago mínimo» con los intereses que pueden superar incluso 60% anual. Lo que te ahorraste por un lado, lo terminás pagando carísimo por el otro.
ii. Muy probable que el artículo que se está vendiendo ya se le sumó los intereses y se lo añaden al precio para el “público”. Es casi seguro que si hacen una búsqueda, ese artículo se puede encontrar en otra tienda a un precio más bajo.

3. Tarjetas con planes de descuento. El beneficio claramente es mayor, pero también los riesgos de caer en tentaciones y «desmanejo» de la billetera.
a. Los estudios de mercado determinan que, ante el incentivo del descuento, el consumidor no aprovecha el beneficio para ahorrar, sino que lo toma como una oportunidad para comprar más con el mismo dinero que tenía disponible. Conclusión: el gasto termina siendo mayor al previsto inicialmente.

4. Tarjetas sin comisiones de uso. Una verdadera aberración, si no usas tu tarjeta al menos una vez al mes te cobraran comisión por no uso.

Las promociones y los pagos en cuotas. No siempre significan un menor gasto o un mejor negocio. Justamente, las campañas de los comercios, supermercados y comercios están pensadas, en definitiva, para que compremos más (y no menos). .
Es ilegal cobrar interés sobre interés. Si usted está atrasado con su pago mensual de su tarjeta, los Bancos pueden ofrecerte una restructuración (bajan interés) o plan de mensualidades para resolver poder cumplir con su responsabilidad; sin embargo, si usted vuelve a atrasarse en su pago, no le pueden cobrar interés sobre interés.
Prevención:

Para evitar estos riesgos, la clave es tener orden y control sobre los gastos. Antes de realizar un gasto importante, definir el presupuesto y evaluar las opciones para afrontar la compra.
Utilizar la tarjeta sólo para lo que realmente se necesita.

Es recomendable utilizar la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte y durante los siguientes primeros días del período, ya que será mayor el período de tiempo entre la compra y la fecha de pago. Si liquidas el importe total de las compras efectuadas durante el período, no pagarás intereses. “Si el corte es mañana, no debe usar la tarjeta hoy, sino después, para evitar que ese monto sume intereses”.
Establece un límite de gastos aproximado. Esto evitará que hagas compras impulsivas de las cuales te arrepientas en el futuro.

Llevar un estricto control de los gastos realizados con la tarjeta y conservar todos los comprobantes de las compras realizadas.

Pagar antes de la fecha de vencimiento que indica el estado de cuenta. Paga el doble del pago mínimo requerido, para que la deuda disminuya.

Lee y revisa los cargos extra por cuota annual. Reposiciones, tarjetas adicionales y si aparecen los pagos que se hicieron en el período anterior.

Procura no utilizar tantas tarjetas, pues podrás perder el control de los gastos que realizas con ellas.

DISCIPLINA al gastar es la clave. Al planear tus gastos, imagina que ganas una 5ta parte menos y adáptate a ese nivel de vida. De esta forma generarás además CAPACIDAD DE AHORRO.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Telephone: (787) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.