¿Tu pareja debe de saber cuánto ganas o lo que gastas?

¿Tu pareja debe de saber cuánto ganas o lo que gastas?

Las parejas que discuten desde el inicio de su relación por dinero, sin importar los ingresos, deudas o patrimonio total, tienen 30% más riesgo de divorciarse.  La economía familiar entre dos es mejor.  El amor suele ser suficiente hasta que el dinero los separa.  Yo siempre pienso… Cuentas claras… relaciones largas.  Saber cuánto gana tu pareja no debería ser un secreto.  Es importante saber cuál es el ingreso total del hogar, de esa manera tendrán claro qué porcentaje se destinará a la residencia, necesidades, salud, transporte, ahorro y entretenimiento.

También deben saber cuánto deben. Conocer sus niveles de deuda permitirá crear un plan de ahorro para liquidarlas lo antes posible. Si una o ambas partes se encuentran endeudadas, se debe evitar adquirir deudas en conjunto hasta que queden saldadas.

¿Por qué las parejas que no hablan de dinero?

  • Las personas que sienten un gran valor emocional por sus bienes materiales son inseguros en sus relaciones personales y no hablan de dinero.
  • Falta de compromiso.
  • El apego.
  • La mujer ataca y el hombre evita o calla.
  • El poder.

¿Qué pasa si no conocemos los ingresos familiares o de la pareja?

Esta situación se define como infidelidad financiera.  Genera inseguridad personal y desconfianza en el otro y, por el otro lado, es como una amenaza para los proyectos conjuntos de la pareja.  A veces se hace para evitar reproches, discusiones.

Lo primero que debemos es averiguar qué clase de “personalidad financiera” (la actitud que tomamos y con la que nos sentimos cómodos en relación al dinero en pareja. ¿Por qué es importante? Porque la personalidad financiera habla de los valores y las convicciones de cada quién en cuanto a la relación pareja-dinero.

  1. La del proveedor. El que asume todo y aunque la otra persona trabaje.
  2. La del 50-50. Cuentas y gastos deben dividirse por igual.
  3. La del tu pagas X y yo pago Y. Por ejemplo que el hombre se encargue de todos los gastos relacionados con el carro y el mantenimiento de casa y la mujer de los gastos de alimentos y  entretenimiento.
  4. La del que gana más paga más.
  5. La del proveedor-apoyo. Hay un uno que es el mayor proveedor, pero el otro debe apoyar en cosas que estén en su capacidad pagarlas.
  6. La del tú en tu casa y yo en la mía.Muchas parejas optan por ni siquiera vivir juntas y aunque no lo crean algunas aunque viven juntas, cada quien paga lo “suyo” como si vivieran en lugares aparte.

Si estás de acuerdo con esa personalidad financiera; no deberían tener discusiones por dinero.

 ¿Cómo puedo buscar soluciones con mi pareja?

  • Tomar decisiones conjuntas.
  • Fijar metas como familia.
  • Sinceridad ante todo. No mientan en sus gastos.
  • Apoyo mutuo. Gestionar juntos las finanzas del hogar es una forma de unir el matrimonio.
  • Que el manejo del dinero no sea un conflicto.

Ninguno es mejor que otro, ambos tienen cualidades que les ayuda a manejar su dinero, lo importante es aprender de cada uno para trazar metas financieras y poder cumplirlas.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Telephone: (787) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.