La ruta correcta hacia un éxito financiero personal verdadero

Raúl Alejandro Rico Aranibar
Especialista en Éxito Financiero Personal

Como bien sabes, el área financiera de tu vida tiene una particular importancia, por el hecho de que es la que tiene la capacidad de ayudarte a alcanzar un estilo de vida ideal, al menos si la misma está basada en un nivel aceptable de inteligencia financiera, la cual se la logra mediante la puesta en marcha de un programa diario de auto-educación financiera.

¿Qué significa esto? Que es menester de cada uno, el fijarse las debidas metas financieras de largo plazo y basado en ellas, planificar todo aquello que es preciso aprender para que el cumplimiento de las mismas, se den en los plazos planificados, y todo esto comienza con la edificación de cuatro pilares fundamentales, denominados:

1. Mentalidad Financiera
2. Plan de Acción Eficiente
3. Obtención de Logros y Resultados financieros
4. La Capacidad de Disfrutar y Compartir estos logros y resultados financieros

El punto de partida en cualquier programa diario de auto-educación financiera, debe partir de un cambio profundo en la mentalidad financiera del que lo lleve a cabo, y para ello es importante conocer en primera instancia el infinito poder de nuestra mente sub-consciente que es la que guarda los tesoros más grandes que poseemos los seres humanos, en forma de ideas principalmente.

Si no aprendemos a conocer ese poder, jamás podremos aprovecharlo a plenitud, y jamás podremos darnos cuenta de nuestro potencial financiero, por lo tanto, es correcto afirmar que cualquier persona es capaz de programar su mente para pensar de forma positiva y triunfar, sin embargo, lo importante, no siempre es lo que se puede lograr, sino el hecho de aprender a programar la mente, y para ello, hay infinidad de técnicas que deberás aprender paulatinamente.

Definitivamente el mundo está plagado de abundancia y prosperidad, pero lamentablemente nos han enseñado a pensar en términos de pobreza y escasez, y solamente cuando vemos pilas de billetes acumulados, creemos que la prosperidad ha tocado a nuestras puertas, cuando lo cierto es que la verdadera prosperidad y la verdadera abundancia del universo, se las puede notar en las cosas supuestamente menos significativas e importantes, lo cual representa un lección de vida para cualquier ser humano interesado en aprender las leyes de la naturaleza.

La abundancia y la prosperidad de universo están presentes por doquier, y es responsabilidad nuestra descubrirlas. Solamente cuando aprendemos a descubrirlas y nos damos cuenta de su majestuosidad, estamos dando el primer paso de muchos, en nuestro crecimiento financiero. El momento que las aceptamos y reconocemos su presencia omnipresente, es cuando podemos empezar a atraerlas hacia nosotros, lo cual también exige vencer una curva de aprendizaje ciertamente exigente.

De todas maneras, no hay porqué alarmarse porque este aprendizaje es sumamente motivador y realmente representa la base para una vida de éxito financiero y satisfacciones materiales.

Lo más importante en este tema de la mentalidad financiera, es que aprendamos de una vez por todas, a pensar en los términos correctos y dejemos de basar nuestras vidas en lo que afirman los demás.

La vida no se está terminando, los recursos no son escasos, pero esto nos hace creer, principalmente cuando la mano el hombre es la que interviene. El dinero es bueno en la medida que hagamos cosas correctas con él, por lo tanto, es lícito aspirar a la riqueza, siempre y cuando sea por medios éticos, y la forma más ética de obtenerlas es aprendiendo a dar un servicio de primera, en las mil y un necesidades ajenas, y si nos pagan por ello, tanto mejor, porque contrario a lo que muchos piensan, es perfectamente válido recibir una recompensa por nuestros servicios y mejor si es en cantidades acordes al valor otorgado.

Al cambiar nuestra mentalidad financiera, de la pobreza y escasez a la riqueza y prosperidad, estamos eliminado las falsas creencias que todos tenemos (en mayor o menor medida), y uno de mis objetivos es ayudarte precisamente a identificar estas creencias negativas incrustadas en el subconsciente de casi la totalidad de las personas, y que aprendas a erradicarlas para siempre.

Si nos referimos al tema de las metas y objetivos financieros, necesitas definirlos de forma concienzuda, porque las mismas tienen que estar escritas en tiempo presente, con fechas, montos y actividades definidas y saber exactamente el momento en que estas metas se hayan cumplido.

Recuerda que la mayoría de las personas no consiguen las cosas porque no las definen en el papel, por lo tanto, necesariamente debes aprender a definir exactamente tus metas financieras de largo plazo y trabajar por hacerlas realidad.

Estas metas financieras de largo plazo, como bien sabes, son la libertad financiera y la riqueza personal. A mí, como a ti, no me interesa tanto mi riqueza personal como mi libertad financiera.

Hay gente que aspira a tener un millón de dólares, y el momento que les llega, no saben qué hacer con ese millón. Yo prefiero no tener grandes capitales, pero si verdaderos activos que sean los que financien mi estilo de vida ideal por el resto de mi vida, y esa también es una de las finalidades de mi vida, es decir, motivarte a que alcances un estilo de vida ideal, y olvidarte de financiar un nivel de vida bajo/promedio.

Por lo general, un nivel de inteligencia financiera aceptable se mide en función de los ingresos pasivos que generamos mes a mes, basados los mismos en fuentes de ingresos sólidas y seguras creadas y/o adquiridas en un periodo de tiempo prudente que puede rondar los 5 a 10 años.

Según estudios recientes de una universidad canadiense (país con uno de los niveles de calidad de vida más elevados del planeta), una persona debería vivir correctamente con unos 5000 US$ mensuales. Ellos afirman que cuando una persona genera esta cantidad de forma pasiva, con verdaderos negocios e inversiones creados y/o adquiridos a lo largo de un periodo prudente de tiempo, tiene un nivel de inteligencia financiera cercano a los 6 puntos (sobre 10).

Aquellas personas que generan 10.000 dólares pasivos mes a mes, de forma constante e ininterrumpida, tienen una calificación de 10 puntos, por lo tanto, si nos basamos en esas estimaciones primer-mundistas, podremos darnos cuenta del verdadero nivel de inteligencia financiera del cual gozamos.

Mucha gente alega que hay que adecuarnos a nuestras realidades, sin embargo, yo discrepo absolutamente de esta forma de pensar, porque al adecuarnos a las realidades de la mayor parte de nuestros países, siempre estaremos rozando el umbral de la pobreza, y nos conformaremos con ingresos pasivos de unos pocos dólares mensuales, que bien podrían equipararse a lo que se gana en un empleo tradicional.

Por todo esto, necesitamos trabajar inicialmente en cambiar de manera radical nuestra forma de pensar relacionada con el juego del dinero y éxito financiero, y de esa manera, nuestras acciones estarán respaldadas por algo mucho más importante que lo estrictamente físico y material.

Lo que te recomiendo enfáticamente es que leas muchísima información financiera y practiques lo que lees. Investiga, analiza, estudia y practica. De esa manera podrás ciertamente acrecentar aún más tu inteligencia financiera y empezar a disfrutar de esos anhelados ingresos pasivos que son los que finalmente financian tu estilo de vida ideal.

Espero que esta reflexión te haga entender de una vez por todas que el mayor tesoro que tienes en tus manos no es simplemente la información disponible, sino la práctica activa.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Telephone: (787) 374-8484

Email: info@barbaraserrano.com

Copyright Bárbara Serrano. Todos Los Derechos Reservados. Diseño Carlos Lozano.